jueves, 22 de diciembre de 2011

Tarot

¿Que Es el Tarot?
 

El tarot es uno de los ” juegos” de cartas más antiguo del mundo, una de las artes adivinatorias más conocidas, por eso se han formado tantos mitos y leyendas.

La baraja del tarot se compone de 78 naipes, 22 arcanos mayores
 y 56 arcanos menores.Arcano viene de Arca y se refiere a un profundo secreto, cada uno de ellos equivalía a una llave de la revelación.

 El dato más fiable aparece en la cultura Sumeria en el periodo dinástico arcaico ( 2334 - 2900 a. C.), donde en la ciudad de Ur,existía un oráculo formado por tablillas de madera, que era utilizado por los sacerdotes de la época para resolver las dudas de la nación
y el futuro que les esperaba.

No se sabe cuantas tablillas formaban el oráculo, ni las figuras representadas en este.
En el antiguo Egipto es donde el Tarot aparece con toda seguridad.

 En la avenida de Las Esfinges, excavada hacia el año 1964, que une las pirámides de Luxor y Karnak; se hallaron esculpidas en piedra las figuras de algunos Dioses egipcios con símbolos astrológicos, que eran utilizadas por los sacerdotes para ver el futuro del Imperio Egipcio.

 Este oráculo era llamado "Tar- ro"; que significa sendero real. De aquí la teoría de algunos estudiosos del Tarot y su actual nombre. La búsqueda de un sendero que nos ayude a avanzar con seguridad y prevenir los peligros del camino. Es en la edad Media cuando nacen nuevas
 explicaciones sobre el posible origen del nombre del Tarot, asociándolo a la Biblia de Enoc. Sin embargo el origen del nombre sigue siendo todavía un misterio.

 En Egipto aparecen los 22 arcanos mayores, base de nuestro Tarot actual. Estaban formados por algunas de las Deidades de Egipto, y adopta él numero 22 por la influencia del pueblo Hebreo.

 Se asocia cada imagen a una letra del alfabeto de este pueblo y la creencia en su poder mágico.

No olvidemos que el alfabeto hebreo es el poder del "Verbo" fundamental en la oración y la comunicación con Dios. Los Israelitas fueron una pieza clave en la consolidación del
Imperio Egipcio; como ejemplos, Josué y Moisés.

 Posteriormente son los Helenos, que movidos por su interés en el esoterismo y la magia, adoptan el Tarot como ciencia de estudio místico. Viéndolo incompleto añaden su conocimiento de la matemática y los elementos naturales, y así forman los 56 Arcanos Menores; Complemento indispensable en la interpretación del Tarot. Estos se crean sobre la base de la teoría cabalística que asume los cuatro elementos como la base de la evolución del hombre y su constante renovación.

Esto explica los cuatro palos, aire-espadas, tierra-bastos, fuego-oros y agua-copas.

Y él número de cartas, 14, que equivale al 5, número de la renovación.

 Podemos decir que ya ha nacido el rey de las máncias, formado por la astrología, la cábala y la numerologia.

Fuente: http://serolod.jimdo.com/terapias/tarot/historia-del-tarot/

Preguntemos a Alejandro Jodorowsky sobre el Tarot:

Diagrama Tarot Marsella (Restauración Camoin-Jodorowsky)

El Tarot es la suma del conocimiento simbólico de Occidente. Podríamos definirlo como un alfabeto, donde cada carta es una letra y estas se conectan para formar frases. Es en definitiva una lengua que sirve par desarrollar la intuición.

¿Cuál es su origen?

Parece ser que el Tarot de Marsella nació alrededor del año 1000, pero nadie sabe quien invento el Tarot, ni donde, ni cuando. Tampoco se sabe lo que significa esta palabra, ni a que idioma pertenece. Nace del cristianismo, el judaísmo y el Islam…

¿Por qué dice que el Tarot es un arte sagrado?


Todo arte simétrico es profano. El cuerpo humano tampoco es simétrico: en el lado derecho nuestro pulmón tiene tres lóbulos, en el izquierdo dos. En el Tarot, nunca en una carta la parte superior es idéntica a la inferior, ni el lado izquierdo es igual al derecho. Siempre hay un pequeño detalle que rompe el parecido.


¿Cuántas letras tiene este alfabeto y cómo se organizan?


Nos encontramos frente a un alfabeto óptico, formado por 78 cartas, una verdadera enciclopedia visual. Donde se trasmite el conocimiento no por sonidos sino por figuras, formas y colores.


¿Cada una de las cartas, o letras, tienen un único significado?

Cada carta del Tarot tiene mil explicaciones distintas, nada está fijo. El enemigo del Tarot es la interpretación estrecha, la ignorancia…

¿Qué es básicamente una tirada?

Los Arcanos que aparecen en una tirada configuran el espejo del alma del consultante en ese momento presente, es por un fenómeno de sincronicidad que escoge esas cartas y no otras. Una lectura consiste en el encuentro de tres azares: el que lleva el consultante ante mí, el que me lleva a mí ante el consultante y el momento en que se eligen las cartas.

¿Qué tipo de preguntas se pueden hacer?


La mayor parte de las preguntas que la gente hace tienen que ver con traumas de la infancia. El Tarot es un instrumento, un test psicológico para comprender dónde está el bloqueo y encontrar la explicación en el pasado de cada uno. Nos muestra el inconsciente del consultante y, si puede ayudarle, le ayuda.

¿Hasta dónde se puede interpretar?

Hay personas que no quieren saber el porque del dolor, sólo quieren que le calmes ese dolor. Cuando se está realizando una lectura de Tarot a un consultante, hay que llegar hasta donde la persona quiere que vayas. Lo sabes por su expresión, sus resistencias, no tenemos derecho a ir más allá. El ser humano tiene límites que, aunque dolorosos, está identificado con ellos.

¿Cómo está estructurado?

Fue dibujado por una conciencia suprema, es matemáticamente exacto. Las unidades de medida se corresponden: el bastón del Ermitaño tiene, por ejemplo, la misma longitud que el de la Muerte, que el cetro de la Emperatriz, etc. Ningún detalle se dejó al azar.


Si quiero aprender a usarlo ¿Por dónde puedo empezar?


Cuando uno quiere aprender una lengua es necesario aprender su gramática. Creo que si alguien se interesa por el tarot es necesario que vea cada carta detalle a detalle, color por color, forma por forma, comparando unas con otras y memorizándolas: es necesario que el tarot entre completamente en el inconsciente con las particularidades de cada dibujo. Este esfuerzo es el mismo que el de los monjes que memorizaban el Evangelio o el de los religiosos judíos que memorizaban la Torah.

¿Para qué hacerlo?

Porque así el libro vuelve a entrar en el inconsciente y eso va a crear analogías, referencias; todo el texto va a ponerse a hablar de otra manera y va a encontrarse vibrando al unísono con él. El tarot es como una gran orquesta: cuando suena un instrumento, los demás vibran


¿Cuál es en esencia su utilidad?


El mayor aprendizaje es “aprender a mirar, no intentar adivinar el futuro, sino entender el presente”. El tarot no cura, ayuda simplemente a evolucionar


Usted dice que usa la tarología ¿Cuál es la diferencia con la cartomancia?


La cartomancia se usa para adivinar el futuro y la tarología habla del presente. El tarot no predice el futuro pero sí nos puede hacer pensar en nuestra realidad de una manera menos racional, y nos mostrará cosas que sabemos a nivel inconsciente, pero de las que no nos damos cuenta racionalmente. Es una puerta a nuestro interior…


¿No tiene más sentido preguntar por el futuro?

La consulta sobre el futuro revela un miedo del presente. Cualquiera que vaticina el futuro a otro toma poder sobre él, porque el cerebro es programable, tiende a cumplir las predicciones.

¿A qué lugar nos conduce esa lectura?

El Tarot sirve para que la persona pueda relacionarse consigo misma. No herir, ni atacar, ni desenmascarar, entrando en una nueva forma de pensar. Con el tarot detectamos cualquier problema… las personas se defienden y si quieres ayudarlas, hay que ir avanzando hacia su ser, como si navegáramos en el Polo Norte, esquivando los icebergs que son sus defensas.

Y ¿Qué hacemos después con el problema?

Después, con la psicogenealogía podemos encontrar el origen del mismo. Pero hacerse consciente del problema no es curarlo, hay que actuar. Por eso inventé la psicomagia que es el acto de curación, una metáfora para el inconsciente.


¿El Tarot es un lenguaje objetivo, científico?


El tarot de Marsella está diseñado de tal manera que la respuesta es siempre subjetiva. Es como la prueba de las manchas de Rorschach: cada uno ve lo que quiere. Y lo que puede. Hablar del significado de las cartas es como hablar de arenas movedizas, hay infinitas posibilidades. .” La visión que nos transmiten nuestros ojos cambia según el nivel de consciencia que desarrollemos. Las cartas son cada vez más positivas si nuestro espíritu crece y cada vez más negativas si se va hacia la autodestrucción.

¿Cuál es la diferencia entre los Arcanos mayores y los menores?

Una pirámide comienza con una base ancha y termina en una sola piedra tope. La cumbre del Tarot son los 22 Arcanos Mayores que contienen las altas significaciones espirituales. Pero para lograr su conocimiento es necesario basarse en los humildes 56 Arcanos menores. Éstos hablan de la vida cotidiana (necesidades, deseos, emociones y pensamientos. Los cuatro palos son como las cuatro patas de un altar, o de una mesa, o las cuatro paredes de un templo.

¿Qué puede decir sobre los 22 arcanos mayores?

Los arcanos tienen significados múltiples que van de lo particular a lo general, de lo evidente a lo inhabitual. Estos significados adquieren mayor o menor importancia de acuerdo al sistema cultural de quien los interpreta

Unas preguntas sobre el significado de algunas cartas: El Arcano XV del Tarot de Marsella, El Diablo, está lleno de ojos ¿Por qué?

Quiere decir que no tiene miedo de verse. Si no desarrollamos una valiente humildad que nos haga capaces de observar nuestros defectos, nuestras debilidades, nuestra pereza, nuestra cobardía, nunca llegaremos a ser personas realizadas.

¿Qué podemos decir sobre El Sol, el arcano XVIIII?

“El sol es bueno para cualquier nueva construcción, indica que actúa el amor incondicional y presagia éxito basado en un recorrido cálido e iluminado. También es indicio de una nueva vida, dejando atrás las dificultades del pasado; el encuentro de un alma gemela, la firma de un buen contrato”.

Algo breve sobre el Arcano XXI, el último de los Arcanos Mayores, El Mundo.

Al final de la tirada es la máxima realización. Un ser equilibrado ha desarrollado los cuatro elementos: intelectual, emocional, libidinal y material.

Por último, una pregunta que puede interesar a muchos lectores, ¿es posible leerse uno el Tarot a sí mismo?

Basta tener una baraja a mano, eso es fácil, pero a la vez es lo más difícil del mundo ser simultáneamente consultante y lector, porque uno tropieza con sus propias resistencias. Una autolectura es una formidable escuela de profundización y de humildad que nos permite conocer nuestras defensas y desarrollar la intuición. Para leerse el Tarot a uno mismo, hay un postulado básico: no me conozco en el presente. Por lo tanto, preguntarme acerca de mi situación, de mi presente, es esencial.





El Tarot es un juego de cartas, pero de ninguna manera sencillo: es un instrumento creado por super-mentes misteriosas, una verdadera enciclopedia de símbolos, al mismo tiempo que un profundo estudio del espíritu humano. Juego que viniendo del año mil o antes, es un precursor del psicoanálisis… Es un test proyectivo, lo que quiere decir que los Arcanos tienen mil y una manera de ser interpretados, no son esto u lo otro, sino esto y lo otro y todo lo demás. Vemos en ellos lo que en ese momento somos. Hay un cuento que dice: “Un campesino al que se le desapareció una vaca. vio a su vecino con cara de ladrón de vacas, gestos de ladrón de vacas y voz de ladrón de vacas. De pronto, la vaca, que había estado dando un paseo por el monte, regresó al corral. El campesino vio a su vecino con cara de hombre honrado, gestos de hombre honrado y voz de hombre honrado”… El ser humano se proyecta en cualquier cosa. En manos de un terapeuta hábil y bien preparado, cualquier herramienta es útil, ya sea el Tarot, el I-ching, la astrología, el eneagrama, los intestinos de paloma, los caracoles, los huesos de pollo, etc… No hay que engañarse: todas las herramientas para detectar problemas en los que estamos sumidos, provocan gamas de proyecciones subjetivas, tanto del consultante como del terapeuta. Uniendo ambas intuiciones, se puede llegar a descubrimientos esenciales. Pero para ello, hay que dejar las dudas y aceptar la herramienta, cualquiera que ella sea. Es indispensable eludir la idea que estos elementos de apariencia mágica, contienen una verdad determinada: deben ser manipulados con arte. Su valor consiste en las interpretaciones que se les proyectan. Si el terapeuta tiene talento, establecerá relaciones entre símbolos, palabras o números y gracias a esto, abrirá una puerta en su inconsciente para que le llegue, de una manera absolutamente no científica, una solución al problema. Todo está en cada cerebro. El ego, en un eneagrama, puede ser ubicado en cualquiera de sus nueve números, pero el Ser Esencial es la totalidad, el eneagrama entero. Lo mismo pasa con la astrología: podemos encarcelarnos en un signo, pero en el fondo somos todos Zodiaco. Igualmente con el I-ching: cualquier hexagrama que las monedas nos otorguen, nos dirá algo. Somos los 64 hexagramas al mismo tiempo, tanto como somos al mismo tiempo los 78 arcanos del Tarot. Lo importante no es la herramienta, sino quien maneja la herramienta. El mago-terapeuta debe elegir un utensilio que le convenga y convertirse en su discípulo – sin necesidad de acumular otros-. Cuando haya incorporado detalle por detalle, relación por relación, interpretación por interpretación, hasta lograr que la herramienta forme parte indisoluble de su memoria, podrá, en estado de trance, entrar en contacto directo con el inconsciente del consultante y obtener sanadoras revelaciones.





El Tarot en definitiva es el Arte para Ayudar a Sanar a los demás y Ayudarnos a Nosotros Mismo
" Un Arte que no sirva para sanar no es Arte "
A. Jodorowsky.










Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/ - Alejandro Jodorowsky.
“Acumular información es solo el primer paso a la sabiduría,
pero compartir información es el primer paso hacia la comunidad”

HENRY LEWIS GATES