lunes, 6 de mayo de 2013

La Tradición Hermética

Hermetismo

CUANDO EL OÍDO ES CAPAZ DE OÍR, ENTONCES LLEGAN LOS LABIOS QUE HAN DE LLENARLOS DE SABIDURÍA

HERMES TRISMEGISTO


El Hermetismo es en si mismo "una revelación", por eso puede incorporarse a todas las facetas de la tradición, a la vez representadas por diversas religiones. Encontramos en todos los Maestros la misma clave de interpretación "hermética" en todas sus enseñanzas.
La "Tradición Hermética", llamada así por que los griegos encontraron las mismas características en el dios "Thot" egipcio y su dios "Hermes", más tarde los romanos lo vincularían a su dios "Mercurio", uno de los aspectos más evidente es que los tres tenían la capacidad de moverse en el mundo de los Dioses y de los humanos, servían de mediadores, hacían de puente entre dos realidades, "lo de arriba y lo de abajo", Thot representado como un ibis muestra claramente su "poder" de volar, mientras que Hermes y Mercurio son representados con un casco alado y sandalias con alas, normalmente muestran un caduceo, símbolo de su equilibrio entre polaridades.
Hermes Trismegisto es el nombre griego de un personaje mítico que se asoció a un sincretismo del dios egipcio Dyehuty (Tot en griego) y el dios heleno Hermes.1 Hermes Trismegisto significa en griego 'Hermes, el tres veces grande.


El Kybalión es un documento del siglo XIX que resume las enseñanzas del hermetismo, también conocidos como los siete principios del hermetismo. Su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominados Los Tres Iniciados, aunque las bases del hermetismo se atribuyen a un alquimista místico y deidad de algunas logias ocultistas llamado Hermes Trismegisto, cuya existencia se estima en Egipto antes de la época de los faraones, y según la leyenda fue guía de Abraham.



La Tabla de Esmeralda es un texto breve, de carácter críptico, atribuido al mítico Hermes Trismegisto, cuyo propósito es revelar el secreto de la sustancia primordial y sus transmutaciones.
En la Tabla de Esmeralda está condensado o resumido todo el arte de la Gran Obra, objetivo principal de la alquimia.

La alquimia es el arte del perfeccionamiento y la Gran Obra implica su cumplimiento, la perfección. La Tabla de Esmeralda contiene en sus pocas líneas el secreto de la Gran Obra, es un pasaje directo para la perfección.

Dicho mensaje es expresado de modo simbólico, su sola lectura no revela su significado. El acceso a la Gran Obra requiere trascender nuestra limitación racional, de ahí que todo alquimista conlleve una transmutación personal paralela que le permita acceder al lenguaje del Símbolo. El Todo, el Uno, tan sólo se expresa simbólicamente, y es necesario el aprendizaje en la hermeneútica del Símbolo. De no ser así, su sola simplicidad generará incredulidad. La Razón aguarda complejidad ante lo complejo, mientras el Uno.





El taoísmo no es Hermetismo pero tienen conceptos similiares; el Tao se refiere a la esencia primordial o al aspecto fundamental del universo; es el orden natural de la existencia, que en realidad no puede ser nombrado, en contraste con las incontables cosas "nombrables" en las que se manifiesta.




El Dhammapada es una escritura sagrada budista en verso tradicionalmente atribuida a Buddha. Es uno de los textos más conocidos del Canon Pali.
El título es un término compuesto de las palabras "dhamma" y "pada", cada una de las cuales tiene varios significados y connotaciones. En general "dhamma" hace referencia a la "doctrina" de Budda o a una "verdad eterna" o "virtud", y "pada" significa literalmente "pie" y en este contexto puede traducirse por "camino" o "verso".

Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos, hacemos el mundo.


" El Universo es una infinidad de realidades conociendo su infinito opuesto desde el equilibrio total del Yo; el Universo es Conciencia Eterna e Infinita, Somos Uno ". 


“Acumular información es solo el primer paso a la sabiduría,
pero compartir información es el primer paso hacia la comunidad”

HENRY LEWIS GATES