lunes, 7 de junio de 2010

Fractalidad


FRACTALIDAD
Así se construye el mundo - Así el hombre se construye a sí mismo


La tradición ha enseñado siempre que la rosa y la rosacruz de los rosacruces eran la clave de muchos misterios espirituales. Las escuelas Waldorf de Steiner han enseñado durante mucho tiempo a los niños a visualizar una rosa en su interior con tanta claridad que la habitación se llenaba de olor de rosas. El poder de comprender cómo la energía viva usa formas como la rosa ha inspirado a místicos, poetas y filósofos espirituales durante milenios. Ahora la ciencia y los físicos están usando la misma geometría de la rosa como un descubrimiento que necesitan enseñar, para mostrarnos el Universo como un cuerpo vivo, el denominado ‘campo unificado’, y la ciencia real que se halla detrás de aspectos como la consciencia y la espiritualidad.



La clave es la ciencia de los fractales. Todos nosotros hemos visto hermosas imágenes de fractales. Incluso nos hemos dado cuenta de que penetrar infinitamente dentro de un fractal es con frecuencia una experiencia profundamente inspiradora, incluso meditativa. El principio de la fractalidad, esencialmente, consiste en que el interior de un patrón tiene la misma forma que el exterior del mismo patrón. Esto es denominado ‘auto similitud’ (‘self similarity’). Visualizar esto es tan sencillo como imaginar una cebolla, un helecho, una rosa, o muñecas rusas una dentro de la otra. Imaginando esta forma podrías enfocar o penetrar infinitamente dentro de este patrón y siempre verías lo mismo, repitiéndose sin fin. Esto es el principio de la real ciencia de la Alquimia: la geometría que permite que las ondas de energía implosionen y creen fuerza centrante.



El antiguo maestro te decía: “para iluminarte tienes que mirar a tu interior”. la física moderna dice que para conseguir experiencias cumbre, percepción, y felicidad, debes generar la proporción aurea en tus ondas cerebrales. Puedes intuir inmediatamente cómo las antiguas ideas védicas sobre la introspección (la habilidad de auto-referirse como el origen de la autoconsciencia) son muy similares al proceso de estas ondas que, constructivamente, re-entran dentro de ellas mismas (de dentro a fuera, como antes era), para hacer patrones que son como fractales. Esto está perfeccionado en la famosa espiral, auto re-entrante, áurea. La espiral áurea no solo personifica la belleza y la perfección en arte e historia, sino que además representa la mejor trayectoria de onda, conocida por la física, para transformar la energía lineal en energía rotatoria. La carga en la rotación es el origen de la masa, porque la inercia almacenada, como un giroscopio, define la creación ‘en masa’. ¡Es también una metáfora muy perfecta para como ser el creador en psicología!



Para conectar esta nueva ciencia de los fractales con la ciencia antigua y moderna que explica los principios reales que se hallan detrás de la consciencia y la espiritualidad (y dichos principios son la simetría pura) lo importante es comprender cuán profundo y revolucionario es descubrir la compresión perfecta. Los físicos y la ciencia han descubierto sólo recientemente que la única manera de comprimir algo infinitamente con éxito es usando la fractalidad. Y ser capaz de comprimir perfectamente es la clave absoluta que se halla detrás de la mayor parte de todas las revoluciones que se están llevando a cabo en tecnología e informática. También es la clave de la revolución de la energía y de la consciencia. Así, por ejemplo, el santo grial del software, es encontrar la compresión infinita usando los principios de la fractalidad.



[[Para darte cuenta de cómo es de importante el ‘santo grial’ de la compresión infinita considera la frustración de Eistein. Él fue un hombre que pronunció solemnemente que la clave del campo unificado (el ‘santo grial’ de la física), que conectaría la gravedad con el electromagnetismo, era, de hecho, la compresión constructiva infinita (el colapso perfecto de la carga).]] Este autor cree que si alguien le hubiese dicho al Sr. Einstein lo que era un fractal (compresión infinita), la física no estaría tan atascada hoy en día. La ciencia es perfectamente clara sobre lo que es la compresión infinita en matemáticas: es la ciencia de los fractales. Lo que la ciencia no ha podido describir tan bien, es como sería un fractal en tres dimensiones formando un campo eléctrico (hecho de carga). Yo enseño que el mejor fractal en 3D es el dodecaedro estelado, que es la geometría esencial del ADN, de la rejilla energética terrestre y, como recientes revistas especializadas en física nos reportan, del Universo. Yo denomino a este nido infinito (la estelación dodeca/icosa), ‘la Madre Estelar’ (www.goldenmean.info/kit), también llamada ‘El Gran Laberinto’ en Teosofía. Si animamos (anima=alma) la senda de carga que penetra en el ADN, obtenemos, literalmente, EL GRIAL, que podeis ver en www.goldenmean.info/realgrail, y la geometría eléctrica que es la causa de la gravedad. Esto está discutido en profundidad en www.goldenmean.info/gravitycause (A parte de modelar el ADN, el dodecaedro es la geometría esencial del modelo de Gravedad de Poicaré, así como de la Teoría de las 26 Cuerdas de la física, los 13 pares de ejes de simetría que podeis generar con los conectores romboide-icosa de la herramienta de construcción ‘Zome’ [www.zometool.com] y, probablemente, de la famosa dimensión Calabi-Yau de muchos pliegues.)



Las partículas del nucleo atómico están organizadas siguiendo, exactamente, el mismo nido de solidos platónicos que los electrones. Esta igualdad, o auto-similitud, de lo interior con lo exterior es la causa de la gravedad que mantiene a los átomos juntos (el colapso perfecto de la energía). En www.spirasolaris.ca, podeis ver que Kepler estaba en lo cierto, las órbitas planetarias, en efecto, anidan unas dentro de otras como lo hacen los solidos platónicos, utilizando la proporción aurea. Es el único modo en que el sistema puede estabilizarse, sujetar el colapso (fractal) de la carga, llamado gravedad, y conseguir mantener al sistema solar unido.



Para comprender esencialmente el pensamiento de campo unificado (conectando la gravedad con el electromagnetismo, por ejemplo) hay que darse cuenta de que en el campo unificado de un medio comprimible, la diferencia en compresión (entre compresión y decompresión [empaquetamiento contra desempaquetamiento = ying contra yang]) es, en esencia, el potencial al que llamamos voltage. La sustancia unificada que está siendo comprimida , es lo que llamamos carga. El momento verdaderamente unificador es cuando te das cuenta de que tu espíritu / mente es, literalmente, una onda de carga. Las perfectas conexiones fractales de estas ondas dan a entender ¡que los campos eléctricos de carga conocen el significado del amor! El amor es la fusión implosiva perfecta de la conectividad del nucleo del ADN durante la ignición de la carga, que genera la ignición en la sangre, producida por la compresión y la felicidad en estados de compasión. Este es, precisamente, el origen eléctrico de la emisión de radio del ADN, que no cesa de testear y clasificar para encontrar lo que anida o se incrusta perfectamente en el ‘campo compartible’ (intención pura), a cuya creciente coherencia, perfeccionada fractalmente, Jung llamaba, el inconsciente colectivo.



Cuando esa carga es empujada hacia la compresión perfecta, la cual sigue la proporción áurea y es fractal, igual que sucede en el ADN, la compresión de la carga se vuelve en la aceleración de la carga que es la gravedad. La proporción áurea permite que las velocidades de las ondas (velocidades de fase) puedan sumarse y multiplicarse constructivamente (a demás de recursivamente).





Esta función de producir gravedad de la proporción aurea podría explicar las recientes mediciones llevadas a cabo por Peter Gariaev en Rusia en las que se generan agujeros negros en ADN (basado en la proporción aurea). Como reportan Fossar y Bludorf, “los estudios rusos mostraban que el ADN dejaba una especie de agujero negro residual tras de si.” Generar más gravedad en el ADN, por el proceso de la implosión de carga, es una gran introducción a la física de la felicidad. Quien sea que tenga su propia fuente de carga/felicidad, dejará de ser un parásito... es decir... tendrá su propia fuente interna de energía. La fuerza vital es carga que proviene de la gravedad gracias a la fractalidad. Que te conviertas en tu propia fuente de gravedad significa que ya no te van a poder empujar más por ahí y que estaras más ‘a CARGO’, ¡hablando literalmente!



Si estudiamos la simetría, o misterio geométrico, que está detrás de toda la biología, descubrimos que casi toda cosa viva, o es fractal o muere! Cada proteína viva tiene cinco lados por una razón: los pentagramas que anidan unos con otros, generan todas las longitudes de los extremos de la proporción áurea, que son ondas de energía o de carga, que se comprimen perfectamente creando la implosión denominada ‘vida’. Allá donde mires, ya sea al romanescu, a un helecho o a una rosa, parece que cualquier cosa que quiera ser parte de la vida debe estructurarse en la geometría de los fractales. Ello afecta también a las moléculas de agua más vivas, que tienen la forma del dodecaedro (llamado: la caja Clathrate).



En ciencias de la vida esto se reduce de nuevo a usar la proporción áurea, que es la perfección de la fractalidad. Esta proporción (1,618) es la esencia de la filotaxis, el principio de ramificación o anidación, que subyace en casi todas las plantas. Esto es denominado ‘máxima exposición – mínima superposición’, que tan solo significa que las hojas han encontrado, en esta geometría, la manera perfecta de compartir. El ‘perfecto compartir’ en física es la perfecta distribución de la carga (energía), permitida por la fractalidad, denominada ‘vida’ y que es el origen de la biología. Esto nos enseña como la psicología de estar dispuesto a compartir constituye, en física, la ‘resistencia cero’, que es la única manera de ser sostenible, esto es ‘inmortal’. (Estudiantes avanzados deberian estudiar como el ‘baile’ para pasar del cubo-octaedro al dodecaedro, es el modo en que el ADN se vuelve superconductor, especialmente cuando es golpeado por un rayo, como cuando se trenza alrededor de la densidad de giro generada por el kundalini, el tantra y la dicha.)



La ciencia llama a esto la espiral áurea, o traslación perfecta de la vorticidad, lo cual significa que es la mejor manera de que la inercia rotatoria (masa) se convierta en inercia lineal (energía). ¡La espiral áurea es la senda perfecta que conduce de la materia a la energía! ¡Así es como el cableado de nuestro corazón, que es perfectamente fractal, consigue voltaje a partir de la gravedad! ¿Te has dado cuenta de que te cansas más rápidamente en un entorno en el que la carga se ha empobrecido, como en un edificio metálico? Los fractales del corazón requieren entornos fractales para ser sostenibles y así sentirse bien.



Si extendemos la espiral áurea y la proporción áurea en tres dimensiones obtenemos el pentadodecaedro. Esta es la geometría que se halla detrás de cosas como el ADN, la rejilla planetaria, o incluso del paladio (que es la clave de la fusión fría). Fusión, alquimia e implosión perfecta (que es lo opuesto de la explosión), están todas enlazadas por la ciencia fractal de la compresión perfecta. Una de las mejores interpretaciones de la palabra KHEM, como en QUÍMica (inglés CHEMistry) o alQUIMia (ingles alCHEMy), es: “del lugar de la oscuridad”, queriendo decir, literalmente, como acceder a un agujero negro (o, como convertirse en fractal¿?)







Revistas científicas parece que están compitiendo recientemente unas con otras para anunciar o bien que el Universo es fractal o bien que el Universo es un dodecaedro. Yo hace años que estoy enseñando esto a los adolescentes. El nido infinito de dodecaedros, unos dentro de otros (interdigitados con su espejo, el icosaedro), son la perfección de la fractalidad en tres dimensiones. La invariancia escalar, o escala global, es la compresión perfecta que la fractalidad de la proporción aurea les permite tener a los campos eléctricos. porque esta implosión, en general, constituye la única vía posible para salir del caos.



Daos cuenta que las moléculas de agua, así como cualquier otra partícula que quiera formar parte del club llamado ‘vida’, se codean entre dodecaedros fractales. Nosotros creemos que la geometría interna que es eléctricamente fractal, será pronto usada para comprender qué es lo que hace que la materia viva… ¡esté viva! Yo llamo a este principio, que constituye la definición eléctrica de los materiales orgánicos o vivos, “conjugación de fase”, queriendo decir que distribuye eficientemente la carga gracias a la fractalidad. Esto es así porque la compresión fractal perfecta (para la energía o carga), establece la geometría de la distribución perfecta. Creo que esto es la ciencia unificadora de la vida misma (para una discusión más detallada: www.goldenmean.info/fractalfield). Leed como esto reinventa la arquitectura biológica para que sea la ciencia de diseñar viviendas, o capacitores de ‘conjugación de fase’, que generen la clase de campo eléctrico necesario para alimentar a todo el ADN! (más en www.goldenmean.info/architecture)



Así que, que tiene esto que ver con un avance en la enseñanza de la ciencia profunda que hay detrás de la espiritualidad, la consciencia y lo sagrado. Miremos más profundamente como, ahora, la ciencia podría explicar lo que es un espacio sagrado. Esta es la real ciencia del Feng Shui. Si miramos en una habitación al lugar que sentimos que probablemente sea más sagrado, ese lugar será el que mejorará más el crecimiento de las semillas germinadas.



Acabamos viendo que esta cualidad energética sagrada, el ‘punto dulce’, donde crecen mejor las semillas, donde las personas experimentan un afinamiento de su atención, percepciones cumbre, así como rendimiento cumbre, ¡es simplemente el lugar donde el mayor número de líneas del campo eléctrico convergen y se convierten en un fractal! Ved como medimos esta ‘fuerza de vida’ con un capacitor en forma de ‘huevo dorado’ en www.goldenmean.info/biophoton. El “ADN feliz” ha sido alimentado, o ha implotado, gracias al acceso a diversidad genética y a campos fractales con ‘inclusividad armónica’, creando una aumentada ‘inteligéncia’ eléctrica, sostenibilidad y auto-organización.





¿Te has preguntado alguna vez por qué tu visión se agudiza cuando permaneces bajo un árbol sagrado? El campo de carga del arbol es más fractal, perfectamente ‘ramificado’, y su fractalidad (conjugación de fase – compresión perfeccionada) es la naturaleza misma de la percepción. La compresión implosiva organiza las ondas, eléctricamente, para que entren en fase... y esa organización es llamada percepción. Esto es por lo que, por dar un ejemplo, cuando se genera la proporción aurea en los armónicos de onda del cerebro, ello desencadena e identifica a la percepción cumbre y, por lo tanto, a la felicidad. De hecho, los arco iris o los famosos flashes verdes que a veces se ven en las puestas de sol, requieren más AIRE fractal para poder producirse. Un brillante destello verde tiene lugar durante la puesta del sol si el horizonte y el aire tienen una perfecta, o fractal, paz. La fractalidad aurea es la raiz del arco iris de Dorothy. (¿Es la fractalidad el verdadero origen del color? – www.goldenmean.info/factalcolor)



La ciencia llama a este lugar ‘sagrado’, donde se compreimen la mayor parte de líneas de energía, inclusividad armónica. Esto significa que es el lugar donde el mayor número de ondas son capaces de converger tan solo con interferencias constructivas. Lo habeis acertado, la proporción áurea es la geometría perfecta para promover este pricipio eléctrico de la vida. También podeis entender el principio fractal de la inclusividad armónica por medio del estudio de la medicina del corazón. La medicina ha descubierto que ‘el corazón fractal es el corazón sano’, y si los armónicos de tu corazón son inclusivos (llamado Variabilidad del Ritmo Cardiaco) ¡eres estadísticamente más capaz de resistir cualquier enfermedad! Lo que es guai de la idea de un corazón armonicamente abierto, es precisamente que esta invitación a comprimir perfectamente en el corazón, clarifica la verdadera ciencia que hay trás la compasión.





Si puedes imaginar a otra persona ‘fuera de ti’ por medio de hacer un dibujo de la forma energética de lo que tú percibes como sus sentimientos dentro de ti, entonces tu corazón, eléctricamente, se vuelve del revés, de dentro hacia fuera. El amor en el campo eléctrico de tu corazón es como ese hoyuelo que invagina en el donut convirtiendose en un tornado que gira de dentro a fuera una y otra vez. ¿Te pondrias del revés por amor? El campo energético de tu corazón absorbe un nuevo armónico cada vez que se genera el hoyo y que el campo gira repetidamente de dentro a fuera como si fuese un tornado. Tu corazón hace esto automáticamente y puedes entrenarlo para poder hacerlo, incluso, con más facilidad, por medio de practicar esta forma de compartir a menudo. A este proceso de ‘ascensión’, llamado por la medicina ‘inclusividad armónica’ para identificar resistencia a enfermedades, se muestra en los armónicos del corazón durante la compasión. Ved como el biofeedback puede medir y enseñar compasión y empatía en el corazón con la máquina de Dan, el Heart Tuner.

www.goldenmean.info/hearttunerspecial

El mismo principio de la compresión perfecta (que es compasión perfecta, que permite identificar al corazón que es sano desde el punto de vista médico), también permite identificar el espacio sagrado, ese ‘punto dulce’ eléctricamente fractal, de una habitación. El secreto que hay detrás de la arquitectura biológica u orgánica (que usa materiales vivos y que alinea los espacios centrales fractalmente) es que la geometría fractal concentra fuerza vital. Algunos científicos han sido algo lentos para darse cuenta de que existe una geometría fundamental del campo eléctrico, la fractal, que tiene la virtud de nutrir y concentrar toda la fuerza vital, toda la fuerza del crecimiento, e incluso nutrir la mismisima atención humana. Aplicando este principio según el cual todas las cosas vivas requieren un campo fractal para prosperar y crecer mejor sugiere que debemos reinventar la arquitectura y la agricultura biológicas. En la práctica esto significa que ahora sabemos por qué las semillas que germinan en un cuenco tienen estadísticamente más probabilidades de morir si dicho cuenco es de aluminio o acero. Esto es así porque la carga, o campo energético, del aluminio o del acero es opuesto al fractal, ¡y por lo tanto estos elementos constituyen un veneno eléctrico para cualquier cosa viva! Así pues ¿por qué estamos todavía poniendo a nuestros hijos en edificios y entornos llenos de acero y aluminio? Seguramente porque ignoramos el principio fractal fundamental que está detrás de TODAS las cosas vivas. La arquitectura viva y los espacios sagrados ‘respiran’ carga como una piña (fractal) de pino e invitan a la vida porque favorecen un sistema de transporte eficiente para la electricidad de la vida.



Con toda esta información básica, ahora podemos empezar a enseñar la ciencia de la conciencia y el crecimiento espiritual. Sabemos, por muchos estudios recientes relativos a la felicidad, al éxtasis, a las experiencias cumbre, a las percepciones cumbre, o incluso a la iluminación, que los armónicos de nuestro cerebro generan la proporción áurea para llegar a estos estados. (www.goldenmean.info/clinicalintro) Parece que lo que está pasando FUERA del cuerpo (volviendose fractal), sucede del mismo modo dentro del cuerpo. Esta es la manera eléctrica para tu cerebro de conseguir la iluminación.



Lo que el investigador ruso, Dr. Korotkov, hizo, fue encontrar las frecuencias cerebrales de niños que eran capaces de conseguir experiencia y percepción cumbre. En muchos casos demostraban que eran capaces de ver sin sus ojos (World Without Blindness Project). Encuentro interesante que la literatura psicológica muestre que estos mismos niños (los que tienen éxito en las percepciones cumbre, los que pueden ver sin sus ojos), que son capaces de producir la proporción áurea en los armónicos de onda de su EEG (electroencefalograma), son los más dados a tener una auto-imagen muy positiva. Es interesante que la proporción áurea, que es la habilidad de las ondas de auto referirse, encaje perfectamente en la psicología de un niño que se gusta a sí mismo! (es capaz de ser el referente de sí mismo). Considerad que entre las instrucciones dadas al niño para que accediese a un estado cumbre estaba la de que se imaginase vívidamente en medio de una hermosa naturaleza. A los que lo consiguieron, se les midió, médicamente, el aura y las ondas cerebrales y, con suficiente seguridad, la experiencia de la naturaleza causó que su cuerpo fractal! Su aura (medida por el GDV) y sus ondas cerebrales (medidas por el EEG) se volvieran, ambas, cuantificablemente más fractales. El GDV, Gas Discharge Visualization en inglés, es un aparato médico que permite medir el aura, de la cual se estudian los bordes externos para hallar fractalidad (www.korotkov.org); al mismo tiempo, a las ondas cerebrales se las mide también para hallar en ellas fractalidad, lo cual indica una correlación entre la auto-similitud o fractalidad y los estados de experiencia y percepción cumbre.



Para resumir la nueva ciencia de la consciencia cumbre (percepciones, rendimiento y experiencias cumbre) podemos decir con suficiente precisión, que en estos casos te vuelves eléctricamente fractal, y así, absorbes o implosionas tu entorno. Si tu entorno es también fractal (sagrado) entonces este proceso puede continuar, y tu aura puede crecer (infinitamente). El crecimiento de la consciencia es el crecimiento de tu campo eléctrico. De modo que la expansión de la consciencia requiere, de todas todas, fractalidad ¡tanto dentro como fuera de tu cuerpo!



Lo que algunos científicos saben ahora, es que el tamaño del campo eléctrico, o aura, del cuerpo, está deseando volver a ser lo que los antiguos denominaban ‘KA’, que era la barca que te llevaba al submundo (origen de las palabras KÁtaro, KAtólico y MerKAba). El mismo estudio ruso (www.goldenmean.info/death) ha mostrado que la la coherencia de esta aura (o envoltorio de carga que hay alrededor del cuerpo) tras el momento de la muerte, sugiere, de un modo cuantificable, como nos podemos llevar nuestra memoria con nosotros a través de una ‘muerte con éxito’. Los rusos midieron cómo el orden energético (denominado por la ciencia ‘capacitancia’) del campo de carga de tu cuerpo se va, típicamente, entre 10 y 36 horas después de la muerte (tal como dice el Libro Tibetano de las Muertos). Allí donde es más probable que las almas se pierdan después de la muerte (como se nos explica en el libro ‘Journey of souls’), el cinturón Van Allen, es, exáctamente el punto del sistema solar donde la fractalidad, creadora de electricidad y de gravedad, más se hace trizas. (Leed sobre cuando Marduk estalló, conviertiendose en el cinturón Van Allen, en las historias de los Dragones Anunaki, ricas en pelotas de billar destroza planetas... www.goldenmean.info/therestofthestory)



Todo esto nos dice que si estamos interesados en la física de como la biología puede mantener o preservar la memoria después de la muerte, hemos de aprender como nuestra aura consigue volverse COHERENTE. Sabemos que la perfección de la coherencia es... (lo habeis acertado) - la fractalidad! También sabemos que los senderos de sueño lúcido (lineas de canción, lineas de sueño o lineas propagación de carga) son precisamente los recorridos, completamente cuantificables, de conductividad magnética de la rejilla energética de la Tierra. (Ved este nuevo elace www.goldenmean.info/geobiology) Recorridos magnéticos medidos desde el aire dibujan mapas que, de hecho, trazan lineas a traves de caminos antiguos que nuestros ancestros llamaban ‘camionos de ensoñación’ o de sueños. En los puntos en los que estos caminos/lineas dibujaban la rosacruz o patrones fractales, era donde se construian los antiguos poblados. En estos lugares los sueños eran poderosos, o, literalmente, ‘lúcidos’. Practicad el sueño lúcido si quereis llevaros la memoria a través de la muerte.



Al utilizar la fractalidad eléctrica, denominada felicidad (Ananda), empaquetamos carga en nuestra aura (o envoltura de memoria –KA) y nos volvemos sostenibles. La sostenibilidad es la manera como los científicos hablan sobre la inmortalidad. Y la sostenibilidad siempre tiene que ver con patrones de onda. Es sencillo en realidad, lo que te llevas a través de la muerte es un campo eléctrico (¿es que existe algo más?) creado por tu cuerpo, conocido como tu KA. Si es coherente y fractal, entonces tienes una oportunidad para poder distribuir tu carga, o, ¡lo que se llama, vida inmortal! El centro de lo que denominas ‘el yo que percibe’ es en realidad un campo eléctrico implosionando, que consigue la sostenibilidad, como cualquier otro efecto de campo, por medio de la COHERENCIA. Así es como nos llevamos la memoria a través de la muerte. Conocemos gracias a los chamanes avanzados que el lugar donde vas tras la muerte, y en los sueños lúcidos avanzados, es a través del Sol, que tiene un corazón maravilloso. La geometría del corazón del Sol, así como la del hidrógeno, son MUY fractales. Los chamanes nos dicen que sienten al corazón del Sol como un lugar fresco y tentador para aquellos cuya carga biológica se ha convertido en compartible y que para ellos el corazón del Sol es un fabuloso globo ocular, un órgano de percepción (como toda implosión viva).



Es fascinante ver cómo el puro principio de la sostenibilidad del campo eléctrico, especialmente en la arquitectura que usa la fractalidad para crear fuerza centrante y espacio sagrado, es también la clave de la consciencia misma. Los antiguos (Sumeria/Annunaki) sabían que los lugares donde morir tenían que ser fractales. Un ejemplo de ello es el Machu Pichu (www.goldenmean.info/peru). ¡Es demasiado lamentable que nuestros modernos diseñadores de hospitales no tengan ni idea de lo que significa morir, en términos eléctricos!



Imaginad una cultura en la que los edificios tengan la clase de dulzura eléctrica que sientes cuando te hallas en pleno centro de Stonegenge o en una cripta sagrada. Imaginaos a gente joven con acceso a la higiene energética, en la comida (consistente en enzimas vivas es literalmente fractal), el yoga (el movimiento fractal atrae la carga), y en un entorno físico que científicamente crease felicidad. Mucha de nuestra gente joven (y embarcados en cruzadas religiosas) parece que prefieren arriesgarse a la muerte antes que no obtener felicidad. Imagina que pudiésemos enseñar la ciencia de conseguir verdaderamente la felicidad que nos convierte en ‘inmortales’. La inmortalidad significa que la memoria es eléctricamente sostenible. ¡El ‘efecto campo’, o KA, que nuestra biología crea sobrevive, cuantificablemente, a la muerte y RETIENE la memoria! La memoria es el orden coherente retenido, del patrón eléctrico de nuestro campo de ondas, incluso DESPUÉS de la muerte. La vida inmortal es eléctrica. De ese modo, la vida inmortal es algo que la ciencia puede enseñar. La coherencia es la manera en que los campos eléctricos y tu espíritu consiguen ser inmortales. Recuerda que los soñadores lúcidos, los que tienen visión remota, los viajeros astrales, los chamanes, y quienes tienen experiencias cercanas a la muerte, todos tienen pruebas dramáticas a cerca de que la memoria no depende de estar en tu cuerpo. Lo que mantiene tu memoria viva es la ordenación del campo eléctrico que tu cuerpo proyecta como si fuese una ‘pistola de agua’. De donde viene ese efecto de campo coherente o Ka que genera tu cuerpo, está determinado por las leyes de la física. Justo como en la experiencia cercana a la muerte y en el sueño lúcido, la habilidad de traer de vuelta la memoria es exactamente el regreso al centro magnético, que la fractalidad permite y la reencarnación requiere. La arquitectura biológica y la higiene eléctrica de una muerte con éxito, necesitan, DESESPERADAMENTE, ser presentadas a los diseñadores de hospitales (más en: goldenmean.info/death). La higiene científica que enseña cómo atraer fractalmente la carga que es la felicidad, es la física real de la inmortalidad espiritual. Las tradiciones espirituales han sabido desde hace mucho tiempo cuán importante es morir en un estado de felicidad. Ahora la ciencia sabe por qué. El auténtico capullo de memoria que sobrevive a la muerte es un campo eléctrico. El verdadero premio es fragil y, como el amor, sopla en un viento magnético. ¡No ensucieis ese campo!



La felicidad, el éxtasis, las experiencias cumbre y la iluminación, son el modo en que los corazones fractales crean ADN y sistemas inmunes, que atraen carga y agrandan el campo eléctrico. En cuanto la ciencia de la felicidad sea comprendida por todos, cosas como el, desempoderante, culto a los milagros, el culto a la personalidad o las guerras religiosas se volverán obsoletas. Los gobiernos y los educadores pueden ahora usar pura ciencia, para crear y enseñar las condiciones para la felicidad, puesto que esta, es la única manera de lograr cualquier sostenibilidad real (salud inmune) y de conservar la memoria a través de la muerte. ¡El campo eléctrico, o Ka, de vuestros cuerpos, puede llegar a la inmortalidad, exactamente, de la misma manera en que la coherencia es perfeccionada en una rosa (fractal)!

Videos Fractales:











Fuente del Texto:
goldenman.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

“Acumular información es solo el primer paso a la sabiduría,
pero compartir información es el primer paso hacia la comunidad”

HENRY LEWIS GATES